domingo, 2 de marzo de 2008

Historias de Animales.

Publicado en el Diario El Universal en fecha 06-02-08
http://archivo.eluniversal.com/2008/02/06/opi_35093_art_historias-de-animale_702809.shtml

No son simplemente mascotas para la diversión, sino compañeros de camino
Inmerso en el mundo de los animales, he conocido innumerables historias que me han descubierto, de una parte, la generosidad, el desprendimiento y la capacidad de afecto de los humanos y, de la otra, esa maravillosa realidad de los seres que Dios creó junto al hombre como expresiones vivas que reflejan su huella de manera inequívoca y con claridad meridiana.
Me ha resultado asombroso saber de tantas personas que han recogido perros o gatos callejeros para darle cobijo y cariño, descubriendo en el indefenso y hambriento animal al ser requerido de afecto y cariño.
¿Cuántos humanos necesitan de la ayuda que le hemos dado a los animales realengos que demandan auxilio?.
En la calle me he encontrado con no pocos paseantes que llevan a sus perros callejeros, ahora compartiendo el calor de un hogar.
Es el caso de Manolo -de la panadería de Caurimare- siempre alegre y dicharachero, con sus dos fieles compañeros, Cati y Catire al lado de su caja registradora; y el de la profesora Pulido , quien encontró en los alrededores de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a Tita, desenvuelta y alegre perrita.
En la antesala del centro veterinario del Dr. Gosling , he tenido la oportunidad de "conversar" con la madre de Josefito Pérez, un morrocoy que sufrió los embates de una cerca electrificada y sobrevivió gracias a la pericia de Otto Alvarado, un médico apasionado por los animales, quien, con su ciencia y su habilidad profesional, curó a un zamuro herido, devolvió la vida a un rabipelado que se le atravesó a la conductora de un vehículo, colocada por sus nietos en trance de no dejar perecer al animal imprudente y sanó a una gallina herida, cuyo dueño sólo encontraba las burlas de propios y extraños que le recomendaban comérsela en sancocho.
Periquitos, peces, tortugas, caballos, no son simplemente mascotas para la diversión, sino compañeros de camino que nos revelan el maravilloso mundo que nos rodea y que Dios ha puesto a nuestro alcance para hacerlo más hermoso y armónico.
Compartir las alegrías y la apacible compañía de Demi, alertada por Carlota con la exclamación de ¡Juana María! para no llamarla por su nombre cuando tiene una pesadilla; conocer del dolor de la prima Susan , que canceló su viaje a Chile, para no dejar a Bongo en la etapa de recuperación de su penosa enfermedad; saber de las peripecias y ocurrencias de los animales; son experiencias de vida que debemos concientizar para elevarnos y afirmar los más auténticos valores humanos, puestos de manifiesto por seres que llamamos irracionales y que, en definitiva, le colocan a la sinrazón humana la carga de sentimientos que deben impulsar al ser humano.
Por lo expresado y muchas cosas más, en el ambiente de hostilidad, de desconfianza y de odio que ha pretendido imponerse en nuestro entorno, es necesario exclamar: ¡Bienaventurados los que aman a los animales, porque ellos verán de cerca a su Creador con la mirada transparente de esas maravillosas criaturas!.






http://www.reddeapoyocanino.org/
Adopción de Perros y Gatos Mestizos
Jornadas de Esterilizaciones
NUNCA ABANDONES A TU MASCOTA


Enviado a la redacción, por Maribel de la red de apoyo canino .