martes, 3 de junio de 2008

UNA BUENA NOTICIA




En Suiza sí que están comprometidos con la naturaleza.Una nueva batería de resoluciones legislativas hace de este país europeo un verdadero oasis para ecologistas y animalitos de las más variadas índoles.
Perritos, pececitos, caballitos, conejillos de indias, vaquitas, cerditos, ovejitas, cabritas y hasta rinocerontes son los nuevos seres vivientes cuyos derechos están comprendidos en la legislación suiza. Al punto que, para tenerlos, habrá que ir al colegio.
Así lo establecen las nuevas normativas aprobadas que, además, contemplan que los gastos educativos los paguen los interesados. En el caso de los perros, por ejemplo, se estableció que los dueños deberán saber cómo pasear al can y responder ante eventualidades que puedan surgir.
En el caso de los peces, las peceras no podrán contar con todas las paredes transparentes y deberán garantizar la luz necesaria para que los animalitos no extrañen su medio ambiente natural.
Desde septiembre, y por disposición de Parlamento federal de Bundesrat, también los caballos estarán de para bienes: se infringirá la ley si el dueño no procura que tengan contacto con otros animales de su especie.
Las ovejas y las cabras no podrán estar atados, y los cerdos y vacas encerrados. La educación, cuyo temario constará de parte práctica y teórica, contempla una serie de cuidados para los rinocerontes, en lo que significa una ley de verdadera vanguardia.

Fuente: www.derf.com.ar