lunes, 16 de junio de 2008

Una lamentable noticia







Brutal masacre de animales domésticos en Chacaíto




Los habitantes del conjunto residencial Sans Souci, ubicado en Chacaíto, se levantaron consternados este lunes. 16 felinos amanecieron muertos en varios espacios de las residencias, hecho que para la mayoría de los vecinos es un acto de venganza. Un minizoológico existe desde hace años en medio del conjunto (conformado por 12 edificios). En el 2006, varios vecinos del mismo complejo solicitaron el retiro de los animales (monos capuchinos, conejos, guacharacas, gatos, entre otros) argumentando que causaban enfermedades a los niños de la comunidad. El caso fue a tribunales y hace dos semanas se conoció el fallo. Los animalitos ganaron el derecho a quedarse porque, según explican los vecinos que defienden la permanencia del minizoológico, no pudo comprobarse que algún niño de la comunidad tuviera una afección de salud causada por la fauna que vive allí. “El juicio lo ganamos hace 15 días y a partir de entonces varios vecinos han escuchado a otros decir que un día de estos iban a amanecer los gatos muertos”, expresó Silene Sanabria, representante de la Asociación de Ayuda a los Animales y Plantas de Sans Souci. Sanabria responsabilizó por el “crimen” a “personas depredadoras que mantienen una guerra contra estos animales”. Los gaticos fueron encontrados en los jardines, áreas verdes de un preescolar y en el interior de algunos edificios. Encontraron 16, pero presumen que hay más, tal vez cerca de la quebrada Chacaíto, que bordea las residencias. También creen que fueron envenenados. Los reunieron cerca de la salida y todo el que pasaba por allí repudiaba el hecho, al tiempo que comentaba lo mismo que la señora Sanabria: desde hace días corría la amenaza de matar a los gatos. Por ello suponen que el hecho responde a una represalia por haber perdido el juicio. Fauna silvestre. Monos capuchinos, conejos, loros, guacharacas y palomas mensajeras integran el zoológico. Además hay gallinas y pollitos.Los monos y conejos están en sus jaulas, resguardados y atendidos. Más de 30 gatos estaban vacunados y esterilizados (varios de ellos murieron). Hace tres días fallecieron cuatro conejos. “Les dieron perejil y todo el mundo sabe que no pueden comer eso porque se intoxican”, denunció Indira Vera, vecina de Sans Souci. El Código Penal ampara a los animales en los artículos 478 y 537, donde establecen multas de 100 UT y arresto a quien maltrate a estos seres vivos.